¿Cuáles son las principales características de la persona que padece un Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG)? ¿Cuál es el primer objetivo del tratamiento en el TAG?

 

En un Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) existe la presencia de una inquietud irreal o excesiva y persistente, acerca de dos o más circunstancias de la vida, al menos durante seis meses.

Son preocupaciones constantes sobre diversos temas como la economía, los hijos, las tareas pendientes… Estas preocupaciones son incontrolables y se definen como “una cadena de pensamientos e imágenes con carga afectiva negativa y relativamente incontrolable, esta preocupación es un intento de desarrollar una solución mental a problemas que no están claros y que conlleva la posibilidad de consecuencias negativas”.

Preocuparse es tener pensamientos una y otra vez sobre un peligro futuro que se presenta como temido e incontrolable. Es normal que, durante el trastorno, el centro de las preocupaciones se traslade de un tema a otro y además provoque un grave deterioro laboral, físico y personal por la dificultad de ser controladas.

Además de las preocupaciones también se dan estos síntomas:

  • inquietud
  • fatiga precoz
  • dificultades para concentrarse
  • irritabilidad
  • tensión muscular
  • trastornos del sueño

El principal objetivo del tratamiento es conseguir que el sujeto se preocupe menos por las cosas y de manera más realista, afronte las situaciones amenazantes. Para ello será necesario disminuir el alto nivel de activación que pudiera tener con técnicas de desactivación, como pudiera ser la relajación o el entrenamiento en respiración lenta.

Para modificar los pensamientos catastróficos y las preocupaciones se recurre a diversas estrategias cognitivas como la discusión cognitiva o autoinstrucciones, entre otras. También será muy importante exponer al sujeto a las situaciones, imágenes o pensamientos temidos porque la evitación es el principal factor de mantenimiento de la ansiedad y las preocupaciones.

La terapia cognitiva debe incluir un programa multicomponente. Las intervenciones cognitivas-conductuales en el TAG consistirán en:

  • enfatizar la importancia de la autoobservación de los procesos de ansiedad.
  • centrarse en las preocupaciones para poner en práctica las estrategias de afrontamiento aprendidas.
  • entrenamiento en relajación por varios métodos.
  • técnicas de exposición a las imágenes temidas.
  • práctica frecuente de habilidades de afrontamiento.
  • terapia cognitiva para pensamientos catastróficos.

 

Si te gustó, comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Novedades IEPA

Recibirás información sobre nuevos Cursos, Másters y Expertos.

Te has suscrito con éxito.